Dos arrestados por la tragedia en Texas podrían enfrentar la pena de muerte

(EFE).- El cónsul de México en San Antonio (Texas, EEUU), Rubén Minutti, y el canciller de Guatemala, Mario Búcaro, se comprometieron este miércoles a trabajar juntos para aclarar lo ocurrido y hacer justicia después de que 53 migrantes perdieran la vida fruto de la asfixia en el remolque de un camión abandonado en la ciudad texana.

«Mantuvimos una reunión en la que acordamos estrechar lazos entre países con el fin de esclarecer los hechos y apoyar las investigaciones correspondientes», afirmó Minutti en una rueda de prensa en la que los representantes informaron de las últimas novedades que tenían al respecto de este caso.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.