Honda inicia producción en Celaya de la nueva HR-V

(El Economista).- Celaya, Gto. Por su calidad de manufactura mundial y su competitividad estratégica en en el bloque de Norteamérica, Honda México se convierte en la primera planta a nivel global en producir la nueva HR-V, con capacidad de fabricar hasta 200,000 unidades al año.

Al cumplir con un contenido regional del 70% que incluye la manufactura del motor y chasis en el país, la planta de Honda en Celaya arrancó producción de la HR-V 2023 desde mayo pasado para abastecer al mercado de Estados Unidos, Canadá y México.

La SUV de Honda “es uno de los modelos más importantes para Honda global”, por lo que la planta en Celaya incorporó nueva tecnología para la fabricación de la HR-V, que incluye mejor equipo de seguridad e infoentretenimiento. Por el momento será motorización a combustión, adelantó Dai Fujikawa, presidente de Honda de México.

La elección japonesa por México se debe a dos factores: “el primero fue a nivel compañía, Japón iba a ser la primera planta en producir la HR-V, sin embargo, tuvieron que hacer un análisis del motor, con ciertos problemas de desarrollo que les iba implicar producir en Japón, y al hacer eso, México iba a ser la segunda opción, pero la eligen por los estándares de calidad de manufactura”, precisó Andrés caballero, director de ventas de Honda México.

Durante la presentación de HR-V 2023 y el recorrido por los procesos de producción en la planta, el directivo expresó “Para nosotros, que no sea Japón sino México es un motivo de orgullo y confianza. Se convierte en el primer productor de HR-V en el mundo, no hay otra planta en manufacturar. Aunque vendrán otras como Japón y China que van a surtir”.

México, por el momento atenderá al mercado de Norteamérica, con opción de aumentar la producción para Latinoamérica y Europa, pero dependerá del suministro de chips a nivel global.

De la meta de producción de las 200,000 unidades, se mantendrá la cuota de exportación del 80%, con el reto de incrementar el 90%, dependiendo de la demanda.

En tanto, se destinará el 20% al mercado interno. Sin precisar el monto de inversión para la conversión tecnológica en la manufactura de HR-V, Honda incorpora la producción de plásticos de las defensa frontal y trasera, así como del tablero. Además de un nuevo proceso de pintura y soldadura láser para cumplir con los requerimientos específicos de la región Norteamérica.

La planta de Celaya ha producido varios productos, desde el Honda Fit (subcompacto) en el 2014 y posteriormente arrancó HR-V y en 2022 arranca la producción de la nueva generación.

Nari Hirase, gerente general de Honda, dijo que “el proceso de manufactura ha sido difícil y hemos hecho el esfuerzo de reducir el impacto del Covid y sobrepasar plan momentos difíciles. En estas circunstancias, el éxito de HR- V es definitivamente es apuesta para competir fuertemente. Tenemos confianza de que seguirá siendo exitoso”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.