Marihuana, un arma contra el Covid-19

La marihuana podría ser un arma para combatir el Covid-19, así lo dio a conocer de la Universidad Estatal de Oregón en Estados Unidos (EU).

De acuerdo con la investigación, los dos ácidos que se encuentran en la planta de cannabis podrían ayudar a que el virus que causa la Covid-19 no entre a las células humanas, pues bloquea automáticamente la infección. Estos dos elementos son el ácido cannabigerólico y el ácido cannabidiolico, se unen a la proteína espiga del SARS-CoV-2 y evitan que el virus ingrese a las células y se propague la infección.

Los expertos señalan que estos dos ácidos no son sustancias controladas como el THC (ingrediente psicoactivo de la marihuana), por lo que son seguros para ser utilizados en el combate ante el nuevo coronavirus que tiene en jaque al planeta entero. Según el estudio estos dos ácidos ayudan a bloquear la entrada de las variantes Alfa y Beta, que fueron las analizadas, aunque confía que la efectividad pueda extenderse a otras variantes como Delta u Ómicron.

“Se unen a las proteínas espiga para que esas proteínas no puedan unirse a la enzima ACE2, que abunda en la membrana externa de las células endoteliales en los pulmones y otros órganos”, precisa el estudio.

La efectividad de los ácidos se logró mediante una técnica basada en la espectrometría de masas creada por los científicos, quienes sometieron a investigación varios productos de origen botánico y ahí concluyeron que se pueden tomar vía oral y son efectivos.

“Tienen el potencial de prevenir y tratar la infección por SARS-CoV-2. CBDA y CBGA son producidos por la planta de cannabis como precursores de CBD y CBG, que son familiares para muchos consumidores. Sin embargo, son diferentes de los ácidos y no están contenidos en los productos de cáñamo”, advirtieron.

Uno de los científicos, Van Breemen, dijo que aún podrían surgir variantes resistentes en medio del uso generalizado de cannabinoides, pero que la combinación de vacunación y tratamiento con CBDA/CBGA debería generar un entorno mucho más complicado para el SARS-CoV-2.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.