La muerte celular puede detenerse

La ciencia descubrió que el proceso de la muerte celular puede detenerse. Se trata de la piroptosis, que mucho tiempo se creyó que era irreversible, pero un nuevo estudio realizado en la Universidad de Illinois, en Chicago, Estados Unidos, demuestra lo contrario. Cabe mencionar que en un proceso de salud que puede ser accidental o bien, estar programada, iniciada y ejecutada por diferentes vías bioquímicas.

De acuerdo con Elsevier, la programada, cuyo objetivo es eliminar células superfluas, dañadas o mutadas, está genéticamente regulada. Sin embargo, la nueva investigación llevada a cabo por un equipo de científicos estadunidenses, refiere a la piroptosis. Es el proceso programado de tipo inflamatorio y está asociada con la respuesta durante la inflamación y que suelen generar las infecciones por el exceso de hinchazón en el cuerpo.

El hallazgo brinda una nueva forma de estudiar algunos tipos de cáncer e infecciones, como la sepsis y el síndrome de la dificultad respiratoria, una complicación del Covid-19.

La piroptosis puede controlarse usualmente, el método utiliza la gasdermina, es decir, una proteína que abre grandes poros en la membrana celular y que desestabilice la célula. En ese sentido, los autores de la investigación, en la que participó el profesor Gary Mo, diseñaron una gasdermina ‘opotogenética’, “modificando genéticamente la proteína para que responda a la luz”.

“El proceso desempeña un papel importante en el organismo, tanto en los estados sanos como en los no sanos, pero el estudio de la piroptosis, que es un tipo importante de muerte celular, ha sido un reto”.

Y es que, los pasos para analizar los mecanismos de piroptosis en juego en las células son difíciles de controlar, porque se inician por patógenos impredecibles, que tienen efectos diferentes.

“Nuestra gasdermina optogenética nos permitió omitir el comportamiento impredecible del patógeno y la respuesta celular variable, porque imita a nivel molecular lo que sucede en la célula una vez que se inicia la piroptosis”.

Con la tecnología de imágenes fluorescentes, activaron con precisión la gasdermina en experimentos con células. Fue así que hallaron ciertas condiciones, como concentraciones de iones de calcio y ocasionaron que los poros se cerraran en decenas de segundos.

Gary Mo reconoció la importancia de la ciencia para la salud, pues se demostró que la muerte celular es un proceso que “está programado con un botón de cancelación, un interruptor de apagado”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.